Santa Supersónico

Le pedí a Santa esta navidad una visión racional del universo, gobernado por leyes físicas conocibles. Al darse cuenta de que ya tenía este obsequio, y no queriendo repetirse, me trajo esta guitarra en su lugar. No me quejo, pero si me ha causado algo de curiosidad el mito de Santa Claus. Por allí leí que se estima que debe visitar a 200 millones de niños (No se de dónde sacaron esa cifra en la estimación, pero seamos conservadores y aceptémosla por el momento) en 24 horas, a través de toda la superficie terrestre (510.072.000 km2). El resultado es que Santa tendría que viajar a casi el doble de la velocidad del sonido para hacer su recorrido, y esto desestimando el tiempo que pasa colocando los regalos y comiéndose las galletas con leche. Si agregamos más niños, tendría que ir aún más rápido. Esos latigazos que le da a los renos parecen ser realmente motivadores. Pero… hay un problema.

El trineo de Santa no es precisamente aerodinámico. Cualquier objeto de esas dimensiones viajando a velocidades superiores a las del sonido sin un escudo se quemaría inmediatamente en la atmósfera como una estrella fugaz. Sin duda, Santa usa alguna clase de tecnología desconocida para evitar la compresión violenta de aire que calentaría su vehículo hasta la combustión. Este mito se pone interesante. Estaré muy al pendiente, de ahora en adelante, de “Sonic Booms” durante la madrugada del 25 de diciembre. La mágica explosión sonora de la navidad.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s